Directorio de artículos de contenido original e interesante. Un lugar donde publicar noticias, pensamientos, ideas y mucho más.

Obama: La esperanza de un cambio real

21-01-2009 | Por | Categoría: Artículo en Portada, Artículos Seleccionados, Cultura, Noticias, Sociedad, Solidaridad

Mucho se espera del nuevo presidente de los Estados Unidos de América, Barack Obama. El entorno en el que ha tomado posesión de la administración de ese país, no es el más propicio, existe una serie de dificultades político-económicas y sociales que agobian a las naciones del planeta entero y en donde mucho tiene que ver la influencia de Estados Unidos. La actitud de Israel ante los grupos extremos palestinos, los momentos precisos cuando comenzó su beligerancia extrema y ahora que la suspende, afortunadamente, parecen estar estrechamente vinculados con los momentos históricos que experimenta la Unión Americana. Sin duda que el mundo debe estar al pendiente de las decisiones y actitudes políticas que vaya tomando paulatinamente el nuevo mandatario estadounidense, porque el futuro del orbe parece estarse jugando en esta etapa de transición que se está llevando a cabo en el orden global.

obamasuperman

Esperanza racial

Sin embargo, muchas de las esperanzas de cambio real que las masas están poniendo en Barack Obama se fundamentan en que históricamente se ha constituido como el primer presidente de los Estados Unidos de raíces afroamericanas. Esto sin duda que es significativo: Obama nunca ha negado su ascendencia, las fuentes culturales que lo han formado, poseedoras de particularidades que han distinguido a las personas afroamericanas desde tiempos inmemoriales: un gran tesón de vida y un orgullo aprueba de todo. Obama le ha sacado partido a esta circunstancia, incluso ideológicamente se ganó a muchos votantes latinos manejando un discurso prometedor en lo concerniente a las culturas no anglosajonas: simplemente poco antes de asumir su cargo se entrevistó con Felipe Calderón el presidente de México. Pero más allá de toda esta situación, el hecho de erigir esperanzas de una transformación radical en las políticas imperialistas de los Estados Unidos por el solo hecho de que una persona tenga cierta procedencia étnica, parece ser un craso error.

Pensar diferente no es pensar en diferencias

Para poder esperar un cambio hay que pensar diferente, pero no cimentar el pensamiento, las perspectivas de realidad humana, en las diferencias entre las personas: el anterior mandatario estadounidense, el controvertido George Bush basó sus largo ocho años en el poder manejando una política y un discurso ideológico establecido sobre la ponderación de las diferencias y las separaciones: lo mismo para calificar a terroristas de no terroristas , que erigiendo mundos entre naciones o motivando invasiones militares en países lejanos. Pensar que Obama vaya a actuar de manera diferente por el solo hecho de ser afroamericano no solo no tiene sentido, sino que es una manera de perpetuar el esquema de pensamiento que Bush y el sistema que estuvo amparando sobre arbitrariedades, codicia y brutalidad, desean imponer sobre las conciencias humanas. Por el contrario, en lo que nos une a todos más allá de toda raza o bandera es en lo que vale la pena tener esperanza y defender con todas las fuerzas del alma: el mensaje perenne de Terencio “Hombre soy; nada humano me es ajeno”.




     0votes

Nos gustaría conocer tu opinión